Miguel Serey: “Es el momento más importante de mi vida”

Publicado el 10-12-09 por  

Compartir: Twitter - Facebook

miguel-normal100Miguel Serey Trabol, estudiante de Ingeniería Civil y distinguido como el Mejor Deportista 2009 de la Universidad Andrés Bello, se considera un devoto de la Virgen de Lo Vásquez y a ella fue agradecerle el excelente año deportivo 2009, en el cual comandó como capitán a la selección de fútbol masculina hacia el título de la Copa Universia, el segundo en la historia de la Universidad Andrés Bello.

Reconocido como el Mejor de los Mejores gracias a sus cualidades de liderazgo, compromiso y disciplina, las cuales lo llevaron a encabezar uno de los equipos que más triunfos cosechó, el joven de 27 años se emocionó hasta las lágrimas por el galardón y evocó en este feliz momento a sus padres, quienes le entregaron un sentido mensaje a través de un video.

“Mis papás son todo, sin ellos no sería lo que soy. Desde chico me apoyaron cuando estaba en las inferiores la UC. Todo lo que decidía seguir ellos me apoyaron en todo, nunca hubo un pero para ellos. Gracias a ellos soy lo que soy y la gente se da cuenta que valgo como persona y eso me enorgullece como persona, que se me reconozca más como alguien con valores que como deportista”.

Tu mamá dijo que disfrutaras el momento más importante de tu vida, ¿es tan así?

“Lejos es el momento más importante de mi vida. Este y cuando me titule van a ser los momentos más memorables en mi vida, porque lamentablemente en el ámbito deportivo siempre tuve más decepciones que alegrías cuando tuve la oportunidad,. No me esperaba esto, nunca lo esperé y no postulé, pues siempre mi objetivo fue dar el máximo en lo que se me necesitara, pero nunca pensé destacar de esta manera”

¿A quiénes destacarías en este logro?

“Destaco la gente que uno va conociendo, personas importantísimas y conocerlos fue importante. Los profesores y entrenadores porque ellos te abren puertas y dan la mano cuando la necesitas, los compañeros de Universidad que son distintos ámbitos de estudios y personas. En resumen, la gente es lo que más recordaré, porque esto va a pasar y la gente va seguir estando con uno”

A la hora de egresar de Ingeniería Civil, ¿qué legado te deja la Universidad?

“La Universidad Andrés Bello tiene una excelente educación, en lugares de trabajo que me ha tocado estar han nombrado mucho a la Universidad, eso quiere decir que es muy bien mirada y eso se ve reflejado. En lo personal, los estudios me costaron mucho, especialmente por el deporte y porque la mía es una carrera que requiere mucha dedicación. Me costó un montón salir de la carrera, fueron muchas horas de estudio y sacrificio, pero lo logré”.

¿Cómo fueron tus inicios en el deporte?

“Desde chico siempre he estado ligado al fútbol. A los 14 años me fui a la UC, estuve dos años, en los cuales no pude seguir por problemas con el técnico. Después me fui a Cobreloa y tuve la posibilidad de jugar en Primera División, pero el técnico Miguel “Chueco” Hermosilla no quiso en ese momento mandarnos a Calama. Por eso digo que en el fútbol tuve más decepciones que alegrías, por eso este premio es muy importante para mí”.

Lo mejor es que ganaste el premio al Mejor Deportista dentro de un grupo prestigioso…

“Sí, cuando estaba en el estrado veía a las demás personas que estaban como candidatos y había muchos que representan al país y que tienen logros internacionales. Yo sólo soy un seleccionado universitario más, o sea, con eso siento el triple de la amoción. Pararte frente a ellos y mirarlos hacia arriba junto a sus logros, y que luego te premien es la felicidad en demasía”.

Por último, ¿qué mensaje le darías al resto de compañeros que seguirán luchando por darnos triunfos a nivel deportivo?

“Mi mensaje primordial es que nunca hay que bajar los brazos. Uno siempre se aflige con los estudios, porque no cuadran los tiempos, pero siempre hay que tirar para adelante. Mojen la camiseta, créanse el cuento, porque la Universidad va a respaldarlos. Cuando representen a la Universidad salgan con todo, porque ellos siempre están apoyándonos y hay que dar lo mejor de uno”.