Makarena Pinto y su deseo: “Más apoyo, auspiciadores y una beca deportiva”

Noviembre 25, 2010 by  
Filed under Entrevistas, Gimnasia, Santiago

Makarena PintoA los 22 años, Makarena Pinto ya carga sobre sus hombros el honor y, a la vez, la presión de ser la primera gimnasta chilena en lograr dos medallas de bronce en Copas del Mundo. Un logro que soñó desde que empezó su carrera a los seis años en el club Palestino y que hoy se ha materializado, fruto del esfuerzo personal y de su entrenador, el kinesiólogo Emilio Cubillos.

La semana pasada conquistó dos terceros lugares en la modalidad de salto en las fechas de la Copa del Mundo de Stuttgart y Glasgow, rompiendo todos los pronósticos y apareciendo en grande frente a una opinión pública que se estaba recién acostumbrando a gozar únicamente con los resonantes éxitos de Tomás González.

La estudiante de tercer año de Educación Física vespertina de la Universidad Andrés Bello se emociona al repasar esos maravillosos momentos, pero tiene claro que a partir de ahora sus exigencias se dispararon. Al igual que sus ambiciones y deseos de triunfar en una disciplina que le ha reportado muchas satisfacciones, pero también algunos sinsabores, como el hecho de ver coartada su carrera por el manejo inoperante de antiguos dirigentes, no contar con el apoyo suficiente para su carrera y que su entrenador trabaja por los “puros aplausos” sin recibir sueldo alguno.

“Estoy feliz. Muy orgullosa de haber logrado los dos objetivos que me puse en el momento de viajar. Creo que nada es imposible cuando alguien se lo propone, pese a que todo a veces juega en contra, pero hasta el momento estoy feliz y disfrutando lo que gané, porque bien merecido lo tengo”

¿Imaginaste que todo esto podía ser posible?
Uno siempre sueña con sacar la medalla y competir lo mejor posible, pero cuando estaba allá igual se veía difícil la meta, porque había competidoras de gran nivel. Lo bueno es que mi entrenador siempre me dijo que iba a sacar medalla, que era buena, que confiara en mis capacidades y que las medallas eran mías, así que después cuando las saqué no lo podía creer. Confiaba mucho en mi entrenador y él en mí, así que estaba muy seguro de lo que podía pasar.

¿Qué sentiste al momento de ganar, por ejemplo, la primera medalla?
En esos momentos se me vinieron muchos recuerdos a la mente, cuando estaba en el podio fue una cosa muy emocionante. De hecho bajé y me dieron muchas ganas de llorar y todo, y de festejarlo con las personas que más quiero, pero en ese momento no podía por estar lejos. Le agradecí mucho a mi entrenador. Fue algo muy emocionante y rico, porque fueron muchos sentimientos que salieron a flote.

¿Con las dos medallas ganadas, ahora cuáles son tus metas?
La metas que se vienen para el otro año son los Juegos Panamericanos de Guadalajara, donde pretendemos pelear una medalla y ojala lograr el oro o si no estar entre las tres primeras sería buenísimo, porque nadie lo ha logrado hasta el momento. Después viene el Mundial de Tokio que es clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Londres, que también es una posibilidad de medalla.

Apoyo necesario

Makarena PintoPara eso necesitas apoyo, ¿cómo anda ese aspecto? Porque en Chile sólo se apoya a las figuras cuando logran algo y nunca antes.
Así es, lamentablemente. Ahora hay que esperar que me den el apoyo necesario, que le paguen a mi entrenador, pues me entrena gratis. Necesito entrenar más horas, pero él no puede dejar su trabajo para trabajar gratis conmigo, porque también tiene que vivir. Espero que nos costeen más viajes, competir más y que nos den el apoyo necesario.

¿Y que tal los auspicios?
No he recibido ninguna oferta, pero estoy dispuesta a escucharlas, especialmente de parte de la universidad, porque quiero una beca deportiva. Eso sería un gran apoyo económico para mi familia y para mí, pues eso aliviaría mucho la situación. En todo caso, mis compañeros y los profesores se han portado muy bien conmigo

Por último, entrégales un mensaje a tus compañeros de Universidad, sobre la fórmula para lograr el éxito.
En que enfoquen bien sus objetivos, que nunca bajen los brazos, que luchen por lo que quieren. Les doy las gracias a mis compañeros que me ayuden a estudiar y a los profesores que me han considerado harto y me han dado facilidades.

Carlos Brito Orellana
cbrito@unab.cl